Históricamente, cuando una organización necesita cambiar, se embarca en un "programa de cambio". El cambio se diseña, tiene un comienzo y fin identificables, y es impuesto desde la jerarquía. Esto funcionó bien en una era donde el cambio sólo era necesario cada varios años. Pero en el mundo rápido y cambiante de hoy, tiene más sentido crear una organización ágil, que pueda adaptarse rápidamente a lo que vaya ocurriendo en el camino. ¿Pero cómo gestionamos el esfuerzo de movernos desde el punto donde estamos hoy (sea recién empezando una adopción de Scrum o ajustando el uso de Scrum) a un lugar donde podamos reaccionar y responder a los cambios del mercado?

Siguiendo un proceso de transición iterativo, haciendo cambios pequeños de manera continua. Esta es la forma lógica de adoptar un proceso de desarrollo que en si mismo es iterativo. Si lo hacemos tenemos mucha más probabilidad de lograr una transición exitosa y sustentable. Por esto creo que el esfuerzo de adoptar Scrum se gestiona mejor con el mismo Scrum. Con su naturaleza iterativa, iteraciones fijas, y haciendo énfasis en el equipo y las acciones; parece ser la mejor manera de gestionar este gran proyecto que significa ser ágiles y mejorar con Scrum.

Así como Scrum utiliza backlogs de producto, deberías utilizar algún backlog de mejoras para seguir el esfuerzo de adoptar Scrum en la organización. Un backlog de mejoras incluye todo lo que la organización podría hacer para aplicar mejor Scrum. Si recién estás empezando con Scrum, tu backlog de mejoras debería enfatizar el crear consciencia y deseo de mejora. Si la transición ya está en camino, el backlog de mejoras podría contener más elementos sobre aplicar mejor Scrum, implementar mejoras, o transmitirlo a otros grupos. Una transición de un único departamento o de un único proyecto podría involucrar un único backlog de mejoras. Pero cuando Scrum se adopta en toda la organización, el esfuerzo de transición es tan grande que se utilizan varios backlogs de impedimentos, cada uno de los cuales se crea por una comunidad de individuos que tienen pasión por mejorar la organización de una manera en particular.

Muchas iniciativas de mejoras corporativas fallan porque sus planes no son específicos ni accionables. Al utilizar Scrum para gestionar el esfuerzo de hacernos ágiles nos permite dividir el trabajo en historias y tareas con entregables concretos y fechas de fin establecidas. Al final de cada iteración, la organización habrá mejorado de manera medible y visible. Eventualmente, habrás logrado transformar a la organización no sólo en algo ágil, sino también en una empresa que busca ser más ágil cada día.

Traducido de How do you get from here to Agile? Iterate, por Mike Cohn.

Seguinos en Facebook.

Publicá tus artículos.

Publicar Convertite en redactor para Dos Ideas y compartí tus conocimientos a una comunidad que sigue creciendo!
Quiero publicar

Inspiración.

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"

Bernard Shaw