Comenzar con una gestión ágil de proyectos puede parecer, al principio, tener que decidir un montón de números al azar. ¿Cuántas personas por equipo? ¿De cuántos días hacemos las iteraciones? ¿Cuántos puntos por historia? ¿Cuál debería ser la velocidad? Lo importante no son los números, sino encontrar qué es lo que funciona mejor para nuestro equipo, y empezar a entrar en ritmo.

El tamaño del equipo importa

Si el equipo es demasiado grande, uno de nuestros principales impedimentos será superar la planificación de las iteraciones. Si el equipo es demasiado pequeño, no tendremos la cantidad suficiente de personas para hacer mucho. ¿Pero cuánto muy grande o muy pequeño? La regla general en el desarrollo ágil es armar equipos de 7 integrantes más/menos 2. Si su equipo es de menos de 5 personas no se preocupen tampoco; tan sólo intentan no dividir un equipo grande en grupos muy pequeños.

Cuando hagan una división tengan cuidado de no "compartir" miembros entre los equipos: esto tiende a terminar en un cuello de botella en esta persona, genera islas de conocimiento, y además termina siendo un blanco facil de culpar cuando las cosas no salgan bien.

¿Una, dos, tres, o cuatro semanas?

Puede resultar dificil determinar la duración de las iteraciones. Para algunos, 1 semana puede parecer muy poco tiempo para entregar algo de valor, y cuatro semanas puede resultar muchísimo para planificar. Nosotros empezamos con 3 semanas, hasta que nos empezó a pasar que la tercera semana estaba "lejos": fue entonces que adoptamos iteraciones de 2 semanas, con las que trabajamos actualmente.

Pero no se queden con esto: cada equipo es diferente, cada experiencia es única. Prueben iteraciones de distintas duraciones para su equipo. Lo importante es encontrar la que les funcione, y mantenerla.

1 más 1 no siempre da 2

Mucho se habla de las estimaciones, así que no voy a caer en las ventajas y desventajas de los distintos enfoques (puntos de historia vs días ideales vs tamaño de remeras). Los proyectos no siempre son iguales o repetibles (o se intenta probar cosas nuevas), ni tampoco pueden compararse siempre. Algo que es "facil" podría llevar varios días completar o involucrar a muchos miembros del equipo, mientras que algo que es "complejo" podría terminarse en un par de horas por una persona. Algo que empezamos a hacer en nuestras planificaciones escribir las historias en post-it para poder visualizarlas y agrupar juntas las historias de complejidad similar. Esto ayuda a determinar si una historia es "3" o "5" comparando el trabajo necesario.

Nadie puede decir cuál debería ser tu velocidad. Es un valor propio de cada equipo y tiene mucho de prueba y error. Generalmente lleva varias iteraciones para estabilizar la velocidad del equipo, así que no te preocupes si parece que hiciste poco la primer iteración y mucho la que sigue. Nuevamente, la idea es entrar en ritmo.

Adaptado de Figuring out the numbers: tips for marketers transitioning to agile, por Leeann Berner.

Seguinos en Facebook.

Publicá tus artículos.

Publicar Convertite en redactor para Dos Ideas y compartí tus conocimientos a una comunidad que sigue creciendo!
Quiero publicar

Inspiración.

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"

Bernard Shaw