Recientemente he leído dos post en el tema del cultura ágil, y como algunos equipos usan apenas los procesos incorporados en las metodologías ágiles sin absorber la cultura de la agilidad:

En cuanto a la Wikipedia, encontré la siguiente definición:

 

  • Cultura es un patrón integrado de conocimientos, creencia o comportamiento humano que depende de la capacidad de pensamiento simbólico y del aprendizaje social de un grupo particular de personas. También es un conjunto de actitudes, valores, objetivos y prácticas compartidas que caracterizan a este grupo de personas.
  • Proceso es un cojunto de tareas y actividades relacionadas que producen un determinado producto o servicio a uno o más clientes de una empresa. Puede ser visualizado como un diagrama de flujo.

Es decir, el proceso es el "cómo", mientras que la cultura es el "por qué".

Sin duda, lo que más importante es la cultura, ya que sin el "por qué" es mucho más difícil seguir y mantener el respectivo "cómo".

El metodologías ágiles, es decir, los procesos de desarrollo de software que las metodologías ágiles definen, son consecuencia de la cultura ágil.

La cultura ágil puede existir sin las metodologías ágiles. Si hablamos sólo del manifiesto ágil y sus principios a alguien que nunca ha oído hablar de las metodologías ágiles, es muy probable que la persona va a crear los procesos necesarios para hacer viable una cultura ágil.

Además, dado el proceso ágil, por ejemplo scrum, es difícil entender el "por qué" ese proceso debe ser seguido. Se puede ver incluso que el proceso mejora día a día el desarrollo de software, pero sin saber el "por qué", entonces las posibilidades de que el proceso se mantenga o, aún más importante, de que el proceso mejore, son bien bajas.

 

De ahí la importancia de la comprensión de la cultura ágil antes de la aplicación de las metodologías ágiles.

Solo que cambiar la cultura es una tarea de largo plazo, gradual y difícil de medir. Y, al igual que cualquier tarea de largo plazo, gradual y difícil de medir, es poco atractiva. Las personas quieren los resultados de los cambios de cultura, pero no quieren gastar lo necesario para alcanzar los resultados. De ahí la búsqueda de recetas hechas.

Implementar metodologías y cambiar procesos son tareas de impacto a corto plazo y de fácil medición (gráficos, puntos, etc). De ahí, la preferencia natural que tenemos por las metodologías.

Es esencial y fundamental orientar la implementación de las metodologías y los cambios en el proceso para garantizar que no se conviertan en acciones mecánicas y para que sean gradualmente absorvidas como la cultura de la organización.

Y orientar la implementación de las metodologías y los cambios en el proceso no es saber mucho sobre el tema y dar respuestas a preguntas como "¿qué hago con los puntos de esta historia que no acabamos en este sprint?" O "Debo puntuar las historias con puntos o con horas? "o" será que debo usar Kanban, Lean, XP, Scrum, ... "o ...

La orientación que debe darse es enseñar el "pensar ágil". Las metodologías ágiles son una auxilio para que nos ayuden a pensar ágil, pero a menudo, en vez de ayudarnos a pensar ágil, nos hace no pensar.

Sólo se cambia una cultura pensando, debatiendo, argumentando, escuchando, experimentando.

Las "recetas hechas" sin pensar, debatir, argumentar, oír y escuchar son recetas seguras para una implementación mecanizada de las metodologías y el consecuente fracaso.

Como señalo en este artículo, para ser un experto en algo, debemos practicar de forma consciente, o sea, siempre cuestionando y entendiendo lo que estamos practicando y nunca ejecutar una "práctica a ciegas".

Así pues, en su próxima reunión de revisión o de planificación del sprint, o incluso en su reunión diaria, recuerde que antes de la metodología ágil debe vivir una cultura ágil. Relea junto con su equipo el manifiesto ágil y sus principios y discutalos:

  • ¿Porque estos principios son importantes para nuestro equipo?
  • ¿Qué hemos hecho para seguir estos principios?
  • ¿Cuando no se siguen estos principios y por qué?

Agilidad es cultura, las metodologías ágiles son los procesos que ayudan a solidificar la cultura.

Podemos decir que hay "copias piratas" de las metologías ágiles y que nunca funcionarán si realmente no hay Educación y Cultura. Todos debemos buscar mejorar, aunque sólo copiar es una falla enorme. Sigamos entonces buscando la Educación y la Cultura ágil, luego llegarán las prácticas.

Basado en Metodologias ágeis são processos, agilidade é cultura

 

Seguinos en Facebook.

Publicá tus artículos.

Publicar Convertite en redactor para Dos Ideas y compartí tus conocimientos a una comunidad que sigue creciendo!
Quiero publicar

Inspiración.

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"

Bernard Shaw