"El liderazgo puede definirse como la habilidad de mejorar el entorno de manera que todos tengan la capacidad de contribuir creativamente para resolver problemas" - Gerald M. Weinberg

Hablo como muchos gerentes (y algunos coaches) que protestan que sus equipo no pueden funcionar sin un líder (en este caso, "líder" suele significar alguien que establezca estándares, asigne trabajo, siga el avance, le diga a las personas qué hacer. ¿Eso es un líder? En fin...)

Es cierto que algunos equipos necesitan de un líder. Ocasionalmente, me encuentro con equipos de software cuyos miembros son todos recientes graduados universitarios. Estos equipos necesitan una guía. Con equipos que no tienen experiencia real de trabajo, podría resultar torpe crear una planificación y dejar al equipo solo en un proyecto que es crítico para la empresa. Ehh, esperen. Así es como varias empresas de software bien grandes comenzaron - y en algunos casos ni siquiera eran graduados... ni estudiaban. Entonces, depende.

Cuando el equipo no está formado por juniors y sin embargo necesita a alguien que les de direcciones día-a-día, tome decisiones, les asigne trabajo y siga su avance, entonces sospecho que hay algo más atrás de eso.

Primero, supongo que la mayoría de los miembros del equipo no son personas dependientes. Son adultos. Toman decisiones importantes - en dónde vivir, cuándo invertir. Asumen contratos financieros como tomar una hipoteca. Toman decisiones de corto y largo plazo sobre su salud e inversiones. Pagan las cuentas a tiempo. Algunos están casados, tienen hijos.

Navegar por la vida es igual de desafiante que identificar casos frontera de prueba, diseñar una base de datos o escribir un algoritmo. Podríamos pensar que estas personas serían capaces de tomar decisiones en el trabajo, ¿no?

¿Qué ocurre cuando llegan al trabajo, que las hace incapaces de trabajar sin supervisión?

Los equipos existen con relaciones con el resto de la organización y sus gerentes. El patrón de comportamiento del equipo es en respuesta al sistema, al entorno y a cómo se los gestiona. Sin quererlo, un gerente puede crear un equipo que actua de forma dependiente. Es una dinámica. Así es como funciona.

Un gerente -llamémoslo José- le dice a un equipo que quiere que asuman más responsabilidades y que tomen decisiones.

Este es un José muuuuuy diferente al que conocía el equipo. Así que el equipo duda.

José incita a que el equipo se prepare, y luego se cruza de brazos y espera. El equipo duda más. Luego, con timidez, comienza una discusión, siempre mirando por sobre el hombre para ver cómo está reaccionando José (al menos, de forma metafórica).

Y entonces suele ocurrir alguna de estas dos cosas. En un escenario, el equipo vuelve con una decisión o toma un curso de acción que José cree es mala idea. Así que veta la decisión. En el otro escenario, José, impaciente con el tiempo que le está llevando al equipo tomar una decisión o actuar, interviene y les dice qué hacer.

Y puede adivinar lo que ocurre después. El equipo evalúa a José por sus acciones, no sus palabras. Saben que José en realidad no quería darle más responsabilidades y autoridad. José quiere decirles qué hacer.

La próxima vez que José le diga al equipo a que tenga más autoridad (hay una paradoja en decirle a alguien que tenga más autoridad, ¿no?), el equipo simplemente se sienta y espera. Es cuestión de esperar a que José vuelva a intervenir.

Y así queda esto:

ciclo-negativo-de-autogestion

Las acciones de la gerencia refuerzan la respuesta del equipo. La acción del equipo refuerza la respuesta de la gerencia. Se vuelve un patrón que se refuerza a si mismo, un círculo vicioso.

La buena noticia es que estas dinámicas no son inmutables; pueden cambiarse.

Hay situaciones que necesitan de un líder. Las reuniones de planificación, las reuniones para tomar decisiones, las sesiones de diseño, las conversaciones con el cliente, las retrospectivas... todas estas ocasiones se benefician de un líder - donde definimos a "líder" como quien brinda un proceso y guía al grupo a pensar, aprender y tomar decisiones juntos. Algunos trabajos necesitan a un actor de apoyo además del líder. Y algunas decisiones necesitan de conocimiento que el equipo no tiene. Entonces tiene sentido tener un líder. Pero esto no quiere decir que sea una posición permanente: mucho mejor para el equipo si no lo es!

Los equipos necesitan liderazgo y dirección. La dirección - el problema que el equipo tiene que resolver - viene de la gerencia. Pero el liderazgo viene de cada uno y de todos.

Traducido de But my team needs a leader, por Esther Derby.

Seguinos en Facebook.

Publicá tus artículos.

Publicar Convertite en redactor para Dos Ideas y compartí tus conocimientos a una comunidad que sigue creciendo!
Quiero publicar

Inspiración.

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"

Bernard Shaw