dott logoHace ya muchos años, en el año 1991 para ser precisos, aparecía lo que para mi fue (y es) la mejor aventura gráfica jamás creada: El día del tentáculo (Day Of The Tentacle, en inglés).

El juego fue publicado por LucasArts (sus mejores épocas...) en formato de diskette y CD-ROM. El guión fue escrito por Dave Grossman y Tim Schafer (un groso, que mucho más recientemente escribió Psychonauts).

El día del tentáculo empieza un tiempo después de los eventos transcurridos en Maniac Mansion (otro juegazo clásico, para otro momento). De los seis personajes posibles en el primer juego, sólo Bernard Bernoulli, un típico nerd, vuelve. Esta vez, Bernard tiene un importante rol, ya que lleva a sus dos amigos, Hoagie y Laverne, otra vez a la mansión. Una de las dos creaciones del Dr. Fred Edison, el Tentáculo Púrpura, toma un residuo radioactivo de la Mansión, creciéndole dos cortos y tiesos apéndices de brazos y un apetito de conquistar el mundo. Bernard y sus amigos planean volver en el tiempo, usando las Cron-O-Letrinas (o en inglés, "Chron-O-John"s) del Dr. Fred, para detener al Tentáculo Púrpura y no pueda así beber esos residuos radioactivos.

Por desgracia, al usar un diamante de imitación la máquina del tiempo del Dr. Fred falla, llevando a Hoagie doscientos años al pasado y a Laverne doscientos años al futuro (un futuro dominado por tentáculos) y a Bernard en el presente. Bernard, con la ayuda del tentáculo verde, un fraude del rock, tiene que encontrar un diamante para que la máquina funcione, y Hoagie y Laverne deben volver a sus Cron-O-Letrinas y conectarlas a una fuente de energía, para volver y vencer al tentáculo púrpura.

¿Lo jugaron? ¿Qué escena recuerdan más del juego?

Imágenes

Y para recordar... imágenes!

screenshot

screenshot

screenshot

screenshot

screenshot

screenshot

screenshot

Seguinos en Facebook.

Publicá tus artículos.

Publicar Convertite en redactor para Dos Ideas y compartí tus conocimientos a una comunidad que sigue creciendo!
Quiero publicar

Inspiración.

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"

Bernard Shaw