El miedo está en tu mente, y es el primer obstáculo a superar para comenzar una etapa de transición. El modelo de transición nos explica insatisfacciones, miedos, acciones, cambios y aprendizaje que aparecen durante una etapa de cambios en nuestras vidas. ¿Te animas a conocerlo?

¿Qué es la transición?

La transición es el momento más difícil de un cambio. Es un estado de limbo en donde ya no estamos donde estábamos ni llegamos a donde queremos llegar. Esto puede resultarnos sumamente incómodo. El concepto puede parecer confuso así que vamos a utilizar un modelo de transición propuesto por Joseph O’Connor y Andrea Lages, dos coach reconocidos. Dicho modelo se autodescribe con diferentes etapas. Conociendo y entendiéndolas quizás hasta podamos llegar a disfrutarlas.

El modelo

Modelo de transición

Insatisfacción

El proceso arranca en un estado de Insatisfacción. En este estado no sabemos bien que queremos, pero sabemos lo que no queremos más. Queremos ser más felices y creemos que con lo que tenemos actualmente no lo vamos a conseguir. Tampoco sabemos lo que queremos en lugar de lo que tenemos. Te propongo a modo práctico que te imagines a vos en un estado similar pasado, para ir recorriendo etapa por etapa de la transición, seguramente te resulte familiar.

Miedo

La causa para que sigamos en este estado de insatisfacción es el miedo. El miedo al “que va a pasar”, a “que pasa si no…” o el miedo al mismo cambio. Si no existiese este miedo, no mantendríamos el estado anterior. Si no existiese el miedo, tampoco existiría el coraje.

Frustración

Estamos en un estado de insatisfacción, el miedo no nos deja cambiarlo y esto nos frustra. Lo cuál paradójicamente, genera más insatisfacción. Y así el primer bucle se repite una y otra vez. Se dice que mantener una expectativa no cumplida cierta cantidad de días (7) puede derivar en un estado de insatisfacción.

La solución para salir de este bucle parece bastante obvia: Encarar un cambio, superando nuestro miedo. Pero a veces esto no sucede y podemos salir del bucle de todas formas. A veces el bucle se repite tanto y se hace tan insostenible que la misma frustración lo lanza finalmente fuera del círculo. A esto se le llama “coaching honda”, el cuál es más doloroso, pero sigue siendo mejor que nada.

Apoyo

Las relaciones forman parte importante en el proceso de cambio de una persona, y pueden favorecerlo u obstaculizarlo. Con su forma de tratarnos, los demás nos confirman quiénes somos. Si vos cambias, tus relaciones cambiarán también, porque los demás no podrán tratarte igual que antes (aunque es probable que lo intenten). Un proceso de transición en compañía puede ser una buena herramienta de contención y ayuda.

Acción

Vamos a diferenciar un par de conceptos. Uno puede estar en un estado de insatisfacción y conocer que necesita un cambio, pero esto no es suficiente. En una segunda instancia uno puede querer iniciar un cambio, pero esto sigue siendo insuficiente. Los cambios se van a producir solo mediante acciones. Para cambiar hay que conocer la necesidad de cambio, querer cambiar y finalmente hacer algo para cambiar.

Transición

Y acá finalmente estamos en el estado de transición. Todavía no logramos lo que queremos, pero estamos actuando. Y un sentimiento que podemos llegar a sentir es la pérdida. La pérdida puede parecer una pequeña muerte: despedirse de una parte de si mismo. Solemos pensar los cambios como pérdidas de cosas. Y a nadie le gusta perder. Y la propuesta es cambiar una simple palabra: Perder por Dejar. Perder implica que te sucede algo que está fuera de tu control. Dejar algo, por el contrario, es una opción. Cuando dejas algo es porque has decidido dejarlo.

Cambio de Creencias

Las creencias limitadoras son las que nos mantienen en el primer bucle de insatisfacción (y nos debemos un buen post sobre Creencias el cuál me comprometo a hacer en las siguientes semanas). Cuestiones que creemos que son así. Y al iniciar un proceso de transición y cambio, seguramente habrá un set de creencias que ya no son válidas. Un ejemplo: “No le voy a decir lo que pienso porque se va a enojar”. Supongamos que estamos en esa situación, decidimos actuar, y al “decir lo que pienso” el otro no se enoja. Nuestra creencia que teníamos ya no es válida. Entonces en esta etapa del proceso es necesario repasar el set de creencias que teníamos y evaluar si alguna de ellas cambió. Tanto de las creencias sobre vos mismo, sobre los demás y sobre aquello que no es posible.

Aprendizaje

Una vez superada la transición, aparece un mundo nuevo el cuál descubrir, que no conocíamos y del cuál tenemos mucho que aprender.

Cambio de Hábitos

Un hábito es aquello que hacemos cuando no pensamos en lo que hacemos. Son útiles para no estar pensando siempre en todo lo que hacemos, tan solo las cosas interesantes. Sin embargo hay ciertos hábitos que actúan como factores anti cambio. Y vamos con otro ejemplo para ser más claros: Imagínense en una situación de “querer cambiar de trabajo”. Seguramente hay una serie de hábitos que nos detienen al cambio. Desde el viaje hacia el trabajo, nuestros compañeros, relaciones ya formadas, horarios, etc.  Imagínense que inicio el proceso de transición para cambiar de trabajo, y lo hago. Para cambiar tu vida, para superar la transición, tendrás que cambiar algunos hábitos viejos por otros nuevos.

¿Y como sigue la historia?

Lo interesante del modelo es que una vez terminado, puede volver a iniciarse. Constantemente vamos cambiando nuestras expectativas, y aparecen nuevos puntos de insatisfacción. Siendo conscientes de esto, y encarando procesos de cambios y mejoras constantemente, vamos a aprender a avanzar hacia nuestros objetivos y a permanecer en continuo movimiento, aprendiendo constantemente a resolver nuestros problemas, sin dejarnos estar en bucles de insatisfacción, con el objetivo de ser más felices.

Pueden encontrar más de estos temas en el libro “Coaching con PNL” de Joseph O’Connor y Andrea Lages (excelente libro).

Imágen creada por Nico Lepka.

Seguinos en Facebook.

Publicá tus artículos.

Publicar Convertite en redactor para Dos Ideas y compartí tus conocimientos a una comunidad que sigue creciendo!
Quiero publicar

Inspiración.

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"

Bernard Shaw